5 claves para saber si mi colchón ya no sirve y es tiempo de cambiarlo

noviembre 23, 2016 8:00 am

Un colchón es el instrumento principal para conseguir una buena noche de sueño. Una cama vieja e incómoda puede robarle calidad a su descanso, pero hay aspectos a tomar en cuenta más allá de lo que se ve y siente. Por eso muchas personas se preguntan ¿cómo saber si mi colchón ya no sirve y es tiempo de cambiarlo?

Podríamos empezar por preguntarnos cuánto dura un colchón, ¿cuál sería su respuesta? ¿5, 10, 15 años? De acuerdo a un estudio realizado por la National Bed Federation del Reino Unido, el ciclo de cambio de colchón es en promedio de 11 a 12 años.

Esto no quiere decir que sea lo ideal, sino lo que las personas tienden a hacer. En general una persona decide cambiar su colchón únicamente cuando lo empieza a sentir incómodo, que definitivamente es un indicador importante, pero hay otros que deben tomarse en cuenta.

 

1. Despierta cansado y adolorido

Si al despertar por la mañana se siente tanto o más cansado que cuando se fue a dormir la noche anterior, lo más probable es que su colchón necesite ser reemplazado.

Su colchón ya no está proveyendo el soporte suficiente si además de cansado, despierta con dolores en la espalda baja o articulaciones. Cuando el soporte es inadecuado usted dará más vueltas durante la noche y la calidad de su descanso disminuirá.

 

2. Se siente incómodo y le cuesta conciliar el sueño

Dormir fuera de casa suele resultar difícil porque es un ambiente extraño, pero si ha descubierto que le es más fácil quedarse y permanecer dormido en la cama de un hotel que en la suya, es tiempo de considerar cambiarla. Lo mismo ocurre si la siesta en el sofá o silla reclinable le brinda más descanso que una noche entera en su colchón actual.

 

3. Su colchón denota desgaste

La próxima vez que cambie sábanas tómese un momento para examinar su colchón. Si las hendiduras y desniveles son evidentes, cuando se recuesta le da una sensación de flacidez y tiene grumos, además de verse desgastado y presentar hundimiento visible sobre la superficie, lo más probable es que la estructura interna sea un desastre.

 

4. Se presentan estornudos y alergias

Imaginemos que su colchón se ve bien por fuera, pero es muy difícil saber lo que ocurre dentro. Las camas son un atractivo hábitat para los alérgenos propios de una casa, entre los que se encuentran los ácaros de polvo.

A menos que cuente con un colchón de látex o de espuma viscoelástica de la más alta calidad, como los colchones Tempur que cuentan con tratamientos anitácaros, es muy probable que su colchón esté poblado de estos diminutos enemigos de la salud.

En tal caso cambiar el colchón es una excelente estrategia para disminuir la presencia de ácaros y hongos, así como los riesgos a la salud relacionados con éstos.

 

5. Su colchón tiene 7 años o más

The Sleep Council recomienda cambiar el colchón cada 7 años aproximadamente. Así que si su colchón tiene al menos 7 años o ya ni recuerda cuándo lo compró, considere hacerse de uno nuevo.

La razón es porque muchas cosas ocurren en 7 años, más allá del desgaste propio del colchón. Puede que usted haya ganado o perdido peso, que sus necesidades de soporte cambiaran por cuestiones de estilo de vida o salud, o incluso que se haya casado.

Si una o varias de estas claves es una realidad para usted, es tiempo de cambiar su colchón. La buena noticia es que la tecnología está siempre cambiando y desarrollando productos que le brindarán un mejor descanso.

Este es el caso de la tecnología de los colchones Tempur, elaborados con espuma viscoelástica de la más alta calidad y gran durabilidad, acompañados por una garantía de 10 años, disponibles en todas nuestras tiendas. Visítenos.


Fuentes:

  1. www.bedfed.org.uk/
  2. http://www.sleepcouncil.org.uk/
Tags: , , , ,

Categorised in: , ,

This post was written by TuDescanso